6 Peligros de los abscesos dentales

Un absceso dental hace su aparición enrojeciendo un área definida, acompañada de sensibilidad o dolor, con aumento de la temperatura, siendo muy común cuando se rompe un diente o se desarrolla una profunda cavidad y la pulpa queda expuesta.

En este lugar las bacterias invaden el centro del diente y la pulpa comienza a morir, cuando la infección avanza generando pus en la raíz del diente, situación que muchas veces el paciente ni siquiera sabe de su existencia hasta que se realiza un examen de rutina.

Un absceso dental debe ser tratado ya que puede presentar complicaciones inevitables, siendo algunos de los peligros mas frecuentes, los siguientes.

1- La pérdida de la pieza dental: Por lo general se toma la decisión de quitar el diente causa de un absceso, ya que es un proceso doloroso y hay que evitarlo.

2- Propagación de la infección al hueso de la mandíbula: La mandíbula o el maxilar puede verse afectado por la infección del absceso dental.

3- Infección de tejidos blandos: un absceso dental puede causar celulitis facial o angina de Ludwig, una rara enfermedad que se acompaña de fiebre, desviación de las paredes de la faringe, incluyendo el apagado de la voz, incapacidad para tolerar las secreciones y desordenes linguales.

4- Sinusitis: motivada por la inflamación de las cavidades de los senos detrás de la nariz y los ojos, cuyos síntomas varían según que cavidad sinusal esté infectada.

5- Absceso cerebral: Este órgano muy importante se encuentra cerca de la zona infectada, ya que un absceso dental se puede extender alrededor de los senos nasales, la cara, orejas, cuero cabelludo y así tomar camino al cerebro.

6- Infección de la sangre: por aumento del flujo de sangre a la zona infectada, ya que si se rompe el absceso y se derrama en el torrente sanguíneo puede llegar a tener consecuencias muy graves o mortales.

Be Sociable, Share!