raton perez dientes de leche

La tradición de que el Ratón Pérez deje regalos a los niños que dejan sus dientes de leche desprendidos de forma natural debe mantenerse y reforzarse.

El objetivo siempre ha sido enseñar a los niños a tener hábitos de higiene bucodental fuertes, que no pierdan con el paso de los años.

Por eso, cuando se está a la espera de una visita del Ratón Pérez, es ideal crear expectativas en el niño. Aquí unos consejos que sugiere la Asociación Dental Americana a los padres, con soluciones sencillas y sin grandes costos.

-Un bloc de recibos de dientes. Un pequeño documento que se puede dejar en el cuarto del niño como recordatorio del evento. Puede hacerse con un talón de recibos normal o crear uno en casa. Asegúrate que tenga el nombre de tu hijo, la fecha, una descripción del diente recibido y la recompensa. Sería ideal dejarle una nota, como por ejemplo: “¡Gracias por este maravilloso diente! Veo que te estás cepillando todos los días. Sigue haciéndolo!”.

-Un plato para dejar el diente. Aunque plantea un lugar diferente para dejar el diente al Ratón Pérez, que tradicionalmente es debajo de la almohada, un plato especial puede hacer que el niño también explore su creatividad, decorándolo como le guste.

-Álbum de recuerdos. Una libreta en blanco será suficiente. Puede ser personalizada con el nombre y algunos dibujos y comenzar a registrar las visitas. Allí tu hijo podrá escribir mensajes al esperado visitante y luego tu le puedes dejar una nota en nombre del Ratón Pérez: “¡Este es un diente muy bonito! ¿Sabías que vas de camino a tener 32 dientes adultos?”.

-Calendario para una sonrisa radiante. Para aprovechar la visita del Ratón Pérez y reforzar el hábito de higiene dental, puedes regalarle a tu hijo un calendario de cepillado para que no olvide nunca el momento de lavar sus dientes. Puedes hacerlo reusable, laminándolo y agregando un rotulador de un color vivo que borre en seco para que tu hijo haga una marca cada vez que se cepille,  use la seda dental o vaya al dentista.

-Álbum de sonrisas para recordar. Esta es la opción que seguramente le gustará más a tu hijo, porque involucra fotografías de cómo va cambiando su sonrisa a medida que se van cayendo los dientes de leche y van saliendo los dientes permanentes. Lo ideal es hacer la foto cada vez que un diente se cae.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*