fibromialgia

Aunque la fibromialgia no causa problemas en la boca de forma directa, es asociada a algunas complicaciones en la cavidad que es necesario reconocerlas para atacarlas en caso de padecer la enfermedad reumática.

La retracción de las encías, clara señal de periodontitis es más común en casos de paciente con fibromialgia, al punto de infectar la zona ya que la placa dental se incrusta entre debajo del tejido, que es destruido hasta el hueso.

Es sabido que si la periodontitis no es tratada a tiempo destruye los dientes y su base ósea, lo que llevará a la pérdida de la pieza dental.

Otro mal muy común en personas que sufren la fibromialgia es la xerostomía, aunque no es un síntoma relacionado directamente. Se caracteriza por la sensación de sequedad bucal debido a la disminución de saliva, provocada por una alteración del funcionamiento de las glándulas salivales.

El síndrome de boca seca, como también se le conoce, puede ser ocasionada por medicamentos usados para controlar la fibromialgia. Además de los males que ya posee la enfermedad, el paciente puede sentir alteraciones del gusto, interferencia en el habla, irritación en la boca, inflamación crónica y caries dental.

Los medicamentos contra la fibromialgia también pueden provocar bruxismo, que es cuando se aprietan los dientes superiores e inferiores o los hace rechinar.

Además, las aftas, ulceraciones y reacciones liquenoides, comunes en enfermedades autoinmunes, pueden aparecer a causa de alergias o sensibilidad alimenticia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*