alimentos para los dientes lacteos

Tener la mejor técnica de cepillado es lo mejor que se puede hacer para cuidar la salud bucodental, pero no la única. También hay que visitar al dentista cada seis meses, y balancear la alimentación.

Los alimentos que elegimos y la frecuencia con la que los ingerimos afectan nuestra salud general, y consecuentemente, la de nuestros dientes y encías.

Tomar con frecuencia dulces y bebidas azucaradas puede desembocar en caries. Si en nuestra dieta no hay ciertos nutrientes puede ocurrir que los tejidos del aparato bucal, como las encías, no resistan determinadas infecciones.

Esto también depende de la asimilación que nuestro organismo hace de los nutrientes, un proceso que comienza en la salivación. Por eso es recomendable consumir alimentos que favorezcan este proceso.

Una dieta equilibrada, junto con una correcta higiene dental, es básica para desarrollar unos dientes fuertes y resistentes a las caries y problemas que afectan a las encías. Esto ayuda también a conseguir una mejor sonrisa.

Entonces, los alimentos más recomendados para mejorar la salud bucodental son la leche y sus derivados y las frutas y verduras. En el caso de los lácteos, la presencia de calcio ayuda a reforzar el esmalte dental y proteger a los dientes del desgaste.

El queso ayuda a reforzar la superficie de los dientes, y el yogur aporta calcio, fosfatos y caseína. Lo ideal es tomar estos alimentos.

En cuanto a frutas y verduras, son especialmente recomendables las manzanas, las zanahorias y el apio, pues tienen un efecto barrido sobre la placa bacteriana.

Las frutas y las verduras son alimentos muy asimilables que se pueden consumir crudas o con poca cocción, evitando así perder muchas de sus propiedades. La salivación que producen estos alimentos actúa como agente bacteriano e inicia el proceso de asimilación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*