Alimentos sin azucar y salud dental

Una gran controversia se extiende entre el consumo de los llamados alimentos sin azúcar y su seguridad para la salud dental, ya que son muchas las cuestiones sobre los efectos de estos productos de moda y la pregunta más común es; ¿son saludables o no?

Una encuesta realizada en la década de los 90 descubrió que el consumo promedio diario de azúcar por persona en un ambiente urbano fue de 20 cucharaditas, esto representa casi la mitad de una taza, sin embargo parece ser que ese consumo en la actualidad disminuyó en menos de la mitad para aquellas personas que consumen productos “sin azúcar”, muchos con la intención puntual de proteger sus dientes, pero lo que la mayoría no sabe es que; no todos los alimentos “sin azúcar“, son realmente sin azúcar.

Aquí viene la gran pregunta;

¿Son los alimentos sin azúcar y las bebidas seguras para la salud de nuestros dientes? La respuesta lamentablemente para muchos es “no, no lo son”.

El termino aplicado por la industria en la frase “Sin azúcar” a veces significa que ningún azúcar es añadido durante el procesamiento, sin embargo los alimentos pueden contener edulcorantes naturales, por ejemplo; la miel, melaza, caña de azúcar evaporada, fructosa, jarabe de malta de cebada o el arroz, etc. Los edulcorantes naturales tienen el mismo número de calorías por ración que el azúcar refinado y todos ellos son dañinos para los dientes.

¿Cómo podemos encontrar estos azúcares ocultos?

Hay que aprender a tomarse el tiempo necesario y leer las etiquetas cuidadosamente, ya que los azúcares que se encuentran naturalmente en los alimentos tienen nombres diferentes, pero todos terminan en las letras “osa“. Por lo tanto si en la etiqueta se lee un ingrediente que tiene esa terminación, el producto contiene azúcar. También debemos saber que entre los azúcares, incluidos los naturales, pueden mencionarse como “hidratos de carbono” en la etiqueta.

Consejos saludable; lea las etiquetas cuidadosamente para calcular la cantidad de azúcar que hay en su comida.

Imagen: Flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*