anuilosis dental

Cuando la raíz del diente se aloja directamente en el hueso alveolar estamos ante una anquilosis. Esa unión ocurre ante la falta de ligamento periodontal y detiene el movimiento natural de la pieza.

Esta patología, rara o poco frecuente, es posible identificarla y tratarla.

Debes saber la importancia del funcionamiento del periodonto, que está formado por el hueso alveolar, la encía, el cemento radicular y el ligamento periodontal.

En la gran mayoría de los casos, la raíz del diente está cubierta por el ligamento periodontal, que la protege y transmite la presión y la fuerza cuando se ejecuta la función masticatoria.

En términos más comunes, el periodonto le otorga cierta movilidad al diente, lo que necesita cuando se ejerce una fuerza mayor o se aplica un tratamiento de ortodoncia. Así el diente puede moverse a la posición deseada sin inconvenientes.

Pero, si hay anquilosis dental este movimiento es imposible.

Para tratarla en niños, los especialistas recomiendan un control de erupción periódico, que incluya la extracción del diente anquilosado si fuera necesario.

Pero no siempre es necesario hacer la extracción, puesto que la misma fuerza eruptiva del diente definitivo que tiene que salir, será suficiente para que el diente anquilosado se pierda.

En adultos con interés de un tratamiento de ortodoncia, se puede sugerir la exclusión del diente y aplicar un tratamiento estético al final.

Pero también será posible usar el diente anquilosado como un sólido anclaje en el tratamiento por venir.

En todo caso, la decisión dependerá de las necesidades del paciente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*