Muchas personas sufren de ansiedad a la hora de ir al dentista, en algunos casos se han llegado a dar hasta casos de ataques de pánico. Este miedo irracional se debe en la mayoría de los casos a malas experiencias anteriores, que dejan huella en la persona y crean ese terror a sentarnos en la silla y abrir la boca.

Para superar esa ansiedad el paciente puede recurrir a la ayuda de un profesional, un psicólogo que le ayude a ahondar en el porqué de ese miedo y a partir de ahí buscar como superarlo, hacer que la persona se sienta segura y tranquila dejándose en manos de un dentista.

Lo que no se puede dejar es que ese miedo domine y que no se acuda al dentista, porque lo único que se conseguirá será problemas bucales graves que no serán tratados hasta que sea demasiado tarde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*