Cuando la proporción de diente, encía y maxilar superior no son armónicas se está ante una condición conocida como sonrisa gingival, que tiende a ser visto más como un problema estético que patológico.

Generalmente, las personas con esta condición sufren insatisfacción y problemas de autoestima, que termina afectando su vida diaria.

La sonrisa gingival puede caracterizarse por una alineación y simetría de los dientes, proporción de los dientes y el ancho de la sonrisa, el espaciado interdental, la forma, el color y el grosor de los labios, el margen y la salud gingival, o el color de los dientes, entre otros, se explica una nota de Sanitas Dental.

Pero también puede influir factores, como que los dientes definitivos hayan erupcionado de una forma inadecuada haciendo que se vea una zona excesiva de la encía; que el labio superior sea hiperactivo y suba más de lo debido; que los dientes superiores sean prominentes o que el maxilar superior esté adelantado en relación al resto de la cara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*