remedios caseros

Muchos son los remedios caseros que te da tu vecino o un compañero de trabajo para que resuelvas ese problema dental que te aqueja desde hace unos días. Nuestra sugerencia es: no les hagas caso.

Generalmente, los remedios caseros están fundados en casos aislados que no dan garantía que cura para todo el mundo. Y puedes terminar con un problema mayor al que tenías al principio.

Si te duele una muela, la gente generalmente aconseja colocar una aspirina pulverizada en la zona. Es un error. Esto puede provocar lesiones a la mucosa y quemaduras, solo tendrá un efecto analgésico temporal e insignificante.

Para eliminar restos de comida entre dientes está la seda. No tomes el consejo de usar cualquier objeto punzante, que podría causarte heridas complicadas.

Esta guía es para prevenirte, para sugerirte que mejor consultes a un profesional de la odontología antes de usar, por ejemplo, bicarbonato de sodio en el cepillado diario para blanquear tus dientes.

Aparte de que es inefectivo, el bicarbonato, siendo un componente abrasivo, puede causar recesión de las encías y llegar a lesionar las raíces de los dientes.

También seguro te han dicho que para blanquear tus piezas dentales puedes usar agua oxigenada, lo que puede afectar el esmalte dental y provocar hipersensibilidad o lesiones a las encías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*