Nos referiremos al blanqueamiento dental con tratamiento de conducto. Antes solía pasar que años después de arreglarse un diente este se volvía negro, lo mismo sucedía en el caso de los golpes o en los tratamientos de conducto.

Afortunadamente mediante los nuevos tratamientos de blanqueamiento esto se puede corregir. Hasta hace poco tiempo en los tratamientos dentales en que se debía eliminar el órgano pulpar o nervio con el paso del tiempo la pieza dental cambiaba de color.

Esto se debe a que aparece una hemorragia interna que le va dando color al diente por dentro, después de un tiempo éste se va oscureciendo ya que la hemoglobina de la sangre se oxida. Esto no suele causarles dolor a los pacientes.

El tratamiento de blanqueamiento en estos casos consiste en blanquear la pieza por dentro y dejar que el mismo actúe por un período de 48 horas. En una segunda sesión se desobtura el diente y si es necesario se vuelve a realizar. Si el tratamiento fue exitoso se obtura el diente de manera definitiva con un material lumino activado.

En muchos casos es necesario volver a realizar el tratamiento de conducto. Pero seguramente el resultado será muy bueno.

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorFlúor; como fortalece los dientes
Artículo siguienteCandidiasis oral
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*