Canarias contrata a 41 profesionales

Para ampliar y reforzar los servicios de salud bucodental, Canarias contratará a 41 profesionales de distintas categorías. La Consejería de Sanidad podrá llevar a cabo esta aumento de las prestaciones gracias a los fondos del Ministerio de Sanidad, que en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) aprobó destinar 2,9 millones de euros a Canarias para realizar esta acción.

Con estos fondos la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Programas Asistenciales del Servicio Canario de la Salud (SCS), culminará la contratación de un total de 41 nuevos profesionales para hacer frente a la ampliación de la cartera de servicios en salud bucodental.

De esta forma, tanto las gerencias de Atención Primaria como de los centros hospitalarios han incorporado o incorporarán en las próximas semanas a profesionales de diferentes categorías para ofrecer a la ciudadanía los servicios contemplados en materia de salud bucodental. Así, en Atención Primaria se incorporarán diez dentistas y dieciséis higienistas dentales, mientras que en Atención Especializada se contratarán dos dentistas, un odontoestomatólogo, un odontopediatra, un anestesiólogo, tres higienistas, tres enfermeros, tres técnicos de Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE) y un celador para reforzar los servicios. Todo ello permitirá reforzar las unidades en centros de salud y hospitales.

En paralelo, el SCS también ha reforzado las consultas de atención bucodental con la incorporación de nuevos materiales y mobiliario. Así, se han adquiridos ocho nuevos sillones que se distribuyen por gerencias de la siguiente manera: dos para el Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil, dos para la Gerencia de Servicios Sanitarios de Fuerteventura, tres para la de Lanzarote y uno para el HUC.

Asimismo, se ha procedido a realizar obras y acondicionamiento de las instalaciones para mejorar los espacios en los que se presta atención bucodental. De esta manera, se ha llevado a cabo la obra de las instalaciones de la Unidad de Salud Oral de Lanzarote, en el Centro de Salud de Valterra, así como otras obras menores en tres unidades de Salud Oral del Área de Salud de Tenerife.

Por su parte, en el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, se ha planteado la creación de una sala específica que reúna las características necesarias para el diagnóstico y tratamiento dental mediante sedación o anestesia general. Este servicio se ubicará en la Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria, para lo que será necesario la reubicación y reestructuración de espacios, incluido el cambio de localización de la sala de readaptación al medio de los pacientes de CMA con fin de mantener la actividad quirúrgica y que no se vea afectada la Unidad tras la construcción de dicha sala de atención bucodental.

La ampliación de la cartera de servicios de salud bucodental del SNS incorpora prestaciones a población infanto-juvenil, a embarazadas, a personas con discapacidad y a la población en general.

A la población infanto-juvenil y personas mayores de catorce años con discapacidad intelectual o con una discapacidad limitante de la movilidad de los miembros superiores se incluyen, entre otras prestaciones, revisiones periódicas, tratamientos preventivos como tartrectomías, aplicación de sustancias remineralizantes, antisépticas y desensibilizantes, el sellado de fosas y fisura y actuaciones de carácter restaurador.

Cabe recordar que Canarias era una de las pocas comunidades autónomas que ya ofrecía asistencia bucodental a niños y niñas de entre seis y catorce años en el marco del Programa de Atención Dental Infantil de Canarias (PADICAN), desarrollado en el marco del convenio de colaboración suscrito en 2008 por el Servicio Canario de la Salud (SCS) y los Colegios Oficiales de Dentistas de Las Palmas y de Santa Cruz de Tenerife.

El objetivo del PADICAN es garantizar a la asistencia bucodental a toda la población infantil y juvenil protegida por el sistema sanitario canario, con edades comprendidas entre los seis y los catorce años (ambas edades incluidas).

Para embarazadas y personas diagnosticadas de procesos oncológicos del área cervicofacial se contempla la exploración clínica, así como, cuando esté indicado, la tartrectomía y aplicación de sustancias remineralizantes, antisépticas o desensibilizantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*