Para entender por qué aparecen o se desarrollan las caries en los dientes, es muy útil saber qué elementos hay en nuestra boca de forma natural y qué función cumplen, ya que este conocimiento nos permitirá comprender la importancia de priorizar su salud.

De estos dos elementos que se encuentran en nuestra boca, saliva y placa, va a depender la formación de caries;

La saliva: Los dientes están constantemente bañados en saliva y por lo general nunca damos mucha importancia a este elemento vital, pero este líquido se encarga puntualmente de proteger nuestra salud oral y general. La saliva mantiene los dientes y la boca en general húmeda, cumpliendo una función de limpieza, ayudando a eliminar los restos de comida, pero mucho más allá de esta simple función, la saliva contiene minerales que fortalecen los dientes.

Su composición es de carácter alcalino, lo cual reduce los niveles de ácidos capaces de perjudicar o deteriorar los dientes, además de cumplir una función antiviral y antibacterial natural.

La placa: La placa es una sustancia blanda y pegajosa que se adhiere a los dientes como si fuera mermelada y contiene colonias de bacterias y otros organismos que agrupa junto con los restos de comida, subproductos de las bacterias, células blancas de la sangre y tejidos del cuerpo, por ello la placa crece cuando las bacterias se adhieren a los dientes y comienzan a multiplicarse. La placa comienza a formarse inmediatamente después de un diente se limpia y se acumula a niveles cuantificables en aproximadamente una hora, pero conforme pasa el tiempo la placa se espesa, así dentro de las dos a seis horas puede incrementar el nivel de bacterias al punto de estimular la producción de caries.

Imagen: flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*