Cuando hablamos de erosión dental, hacemos referencia a la pérdida del esmalte dental que es la capa dura y protectora de los dientes. Cuando ésta se desgasta el diente queda expuesto, dando lugar a la sensibilidad y el dolor.

Para darnos cuenta de la existencia de erosión debemos prestar atención a la formación de huecos en los dientes, un desgaste de la superficie que adquiere aspereza y a la formación de bordes cortantes. Todas ésta condiciones pueden exponer la dentina que tiene un tono más oscuro, de color amarillo.

Cuando la dentina queda expuesta la sensibilidad se agudiza, reaccionando con una sensación de dolor por efectos del calor y el frío, alimentos y bebidas ácidas.

Causas de la erosión dental

Cada vez que comemos o bebemos sustancias ácidas, el esmalte de los dientes se vuelve más suave o reblandece por un corto periodo de tiempo, ya que pierde parte de su contenido mineral. Sin embargo la saliva es una línea de defensa natural del cuerpo para anular la acidez, ya que posee propiedades alcalinas destinadas a requilibrar esta descompensación acida.

Pero cuando tenemos una alimentación acida, el ataque es permanente y no da tregua al esmalte y la saliva, llevando en consecuencia a la erosión de las piezas dentales.

Otro factor causante de erosión dental pueden ser las enfermedades, como el exceso de acidez estomacal por gastritis que puede inducir a una regurgitación acida que llega hasta la boca, así como también los casos de bulimia, condición provocada intencionalmente para controlar el peso corporal a través de la inducción del vomito, lo cual hace que los ácidos estomacales lleguen a la boca y erosionen el esmalte dental.

Compartir
Artículo anteriorErosión dental
Artículo siguienteExceso de flúor, niños y peligros
Especialista en comunicación para clínicas dentales. Mi Licenciatura de Odontología y mi pasión por la comunicación me han hecho mezclar ambas profesiones y disfrutar el doble de lo que hago.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*