Las células dentarias pueden formar vasos sanguíneos, según lo informado en una investigación brasileña. Basándose en la nueva investigación se establece que en condiciones de baja concentración de oxigeno en la sangre, o se hipoxia las células cuentan con un alto potencial para estimular la formación de las proteínas responsables por la revascularización de dientes que en alguna oportunidad sufrieron traumas.

Andreza Maria Aranha fue la encargada de liderar el equipo de investigación. Además de la Fundación de Apoyo a la Investigación en el estado de Sao Paulo en el proyecto trabajar el Laboratorio de Angiosgénesis de la Facultad de Odontología de la Universidad de Michigan.

Los resultados de estos estudios pueden llegar a aprovecharse de manera terapéutica en un futuro no muy lejano para poder generar los vasos sanguíneos en los tejidos de la pulpa de los dientes damnificados por los traumas que pueden suceder, por ejemplo quiebre, ruptura o desvío. Así se llegará a evitar la necrosis y la pérdida de otras estructuras del diente.

Este tipo de caso es muy frecuente en pequeños en edad escolar quienes tienen más accidentes, sufriendo el desplazamiento de los dietes o las rupturas de los vasos sanguíneos que lo alimentas, evitando la llegada de oxigeno al testo del tejido.

Foto | Flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*