gripe cepillado

Solemos tirarnos a la cama cuando estamos enfermos, o con malestar gripal. Pero, en estos casos es cuando más se debe cuidar el aseo personal y, por supuesto, el bucodental.

Aprovechando esta temporada de frío, la Asociación Dental Americana (ADA) ofreció cinco consejos para poner en práctica cuando estamos enfermos.

Cita Gene Romo, dentista de la asociación, quien afirma que cepillarse los dientes cuando está enfermo le hace sentir mejor. “Siento la boca limpia y, en cierta forma, siento que mi salud comienza a mejorar”.

Estas son las cinco acciones que se pueden ejecutar para cuidar la boca durante una gripe estacional:

Mantenga una buena higiene. Cuando esté enfermo, sepa cómo cubrirse la boca cuando tose y estornuda. Además, no debe olvidarse de mantener una buena higiene dental y del cepillo de dientes.

El virus de la gripe puede vivir en superficies húmedas por 72 horas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Por eso es importante no compartir el cepillo de dientes bajo ninguna circunstancia.

Además, será necesario cambiar el cepillo de dientes después de haber estado enfermo.

-Elija pastillas para la tos sin azúcar. El objetivo es prevenir la caries aun en un momento de enfermedad, pues el azúcar es el culpable de las caries.

-Hágase buches y escupa después de vomitar. Uno de los efectos secundarios desagradables de la gripe estomacal, entre otras enfermedades, son los vómitos.

Y aunque se quiera cepillar los dientes después de vomitar, no es recomendable, es mejor esperar. “Al vomitar, los ácidos estomacales entran en contacto con los dientes y los recubren”, dice Romo. “Si los lava demasiado pronto, frotará ese ácido por todo el recubrimiento duro externo de los dientes”.

Lo ideal es hacer buches con agua, con un enjuague bucal diluido o con una mezcla de agua con una cucharadita de bicarbonato de sodio para ayudar a eliminar el ácido. Escupa y espere alrededor de 30 minutos para cepillarse los dientes.

-Manténgase hidratado para evitar la sequedad en la boca. Cuando está enfermo, necesita una gran cantidad de líquido por muchos motivos. Uno de ellos es evitar la sequedad en la boca.

-Elija los líquidos adecuados. Mantenerse hidratado también tendrá que ver como que va a tomar. Prefiera siempre agua ante cualquier otra bebida. “Puede ingerir bebidas deportivas para reponer electrolitos cuando está enfermo, pero bébalas con moderación y no lo convierta en un hábito una vez que se recupere ya que, a menos que vengan en una versión sin azúcar, contienen una gran cantidad de azúcar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*