pasta dental niños

Los dientes de los niños, por más que sean temporales, deben cuidarse tanto como los que vienen después de los seis años. La rutina desde los primeros meses no solo da al pequeño esa idea de cuidar de por vida su salud bucodental, sino que no tendrá grandes problemas en la boca cuando sea adulto.

Entonces, el cuidado dental es mejor iniciándolo desde los primeros años. Y la pasta dental es uno de los elementos más importantes de ese proceso. La escogencia no debe ser al azar o por el color del envase.

Lo primero que recomendamos es una pasta dental con flúor, pues la evidencia científica ha demostrado ya que no hay que temer el hecho de que los niños se traguen la pasta de dientes. Hasta poco, se relacionaba una ingesta excesiva de flúor con un exceso de fluorosis (anomalía en la formación del esmalte).

En detalle, tendrán que ser dentífricos con concentraciones de 1000 partes por millón (ppm) de flúor o más, pues son los que han probado ser eficaces en la reducción de caries.

-1000 ppm de ión flúor: desde que el bebé rompe los dientes hasta los 3 años.

-1000 y 1450 ppm de ión flúor: a partir de los 3 años.

-Más de 1450 ppm de ión de flúor: a partir de los 6 años de edad. La Sociedad Española de Odontopediatría explica que la concentración podrá incrementarse hasta 5000 ppm en función del riesgo de caries del niño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*