cuidado de implantes

El éxito de los implantes dentales, que sustituyen pérdidas de una o más dientes, es indiscutible. La probabilidad es de 98% de que todo salga bien, siempre y cuando el paciente tenga las condiciones adecuadas; una de ellas: que no sea fumador.

Además son duraderos. Pueden permanecer en la boca por 15 años en 90% de los casos.

Pero los implantes no se colocan y se dejan así. Tiene que haber el compromiso del paciente de darles el cuidado correcto y la higiene extrema para que el éxito del principio no se vuelva una patología.

La osteointegración del implante con la mandíbula es uno de los elementos más importantes, y puede perderse poco después, arruinándolo todo. y, como consecuencia, su pérdida.

¿Cómo evitar que un excelente implante dental fracase? Lo esencial es una correcta higiene oral y limpieza de los implantes, además de acudir de forma periódica a una consulta de revisión, con el fin de que el odontólogo compruebe que no hay ningún problema.

Es necesario dejar de fumar, ya que el tabaco puede originar el fracaso del implante.

En líneas generales, la limpieza es parecida a que si tuvieras piezas dentales originales, pero hay que ser cuidadoso.

El objetivo de estas medidas es evitar la formación de placa dental, pues su acumulación puede provocar periimplantitis, la principal infección de lo implantes.

El uso de cepillos interproximales para limpiar los espacios que hay entre un diente y otro es imprescindible, como el irrigador oral, que facilita la limpieza aplicando agua a presión y que tiene cabezales específicos para los implantes dentales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*