tratamiento de conducto

Cuando un diente ha sido atacado de forma agresiva por la caries, al punto de llegar al nervio dental, o cuando una muela se fractura lastimando la parte interna de la pieza, es momento de que la endodoncia haga su parte.

Un endodoncista hará un trabajo en el diente lastimado para evitar la extracción a toda costa.

Pocos conocen cómo es el tratamiento de conducto que aplica el profesional de la odontología cuando hace una endodoncia. Lo explicamos a continuación:

Primero, se perfora la pieza dental afectada y se retira la pulpa. Luego, se limpia, agranda y moldea la cámara pulpar y los conductos de la raíz dental, para entonces rellenarlo. Finalmente se restaura la pieza dental con amalgama o composite o se recubre con una corona si es necesario.

Aunque parece fácil esta descripción, se trata de un proceso complejo que generalmente se realiza en dos o más sesiones y siempre con anestesia local.

Es necesario retirar el nervio del diente dañado, sobre todo cuando está afectada por la caries, porque la infección puede seguir avanzando hasta la pulpa es doloroso y se forma un absceso.

Tras someterse a un tratamiento de conducto, la persona debe ser más cuidadosa con su dentadura, porque la pieza queda frágil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*