Cómo planificar el tratamiento de los implantes

Con la aparición de los implantes dentales se ha generado un gran avance dentro del campo de la odontología, sus beneficios son muchos y cada vez son más las personas que realizan este tipo de tratamiento para recuperar su estética y su función.

El tratamiento cuenta con dos etapas diferentes, en la primera consiste en la inserción del implante y en la segunda etapa se realiza la colocación de las coronas definitivas. Ambas etapas tienen lugar en un proceso que se denomina osteointegración.

Pero, si bien estas son las dos etapas más importantes, es necesario que el paciente complete una serie de estudios para verificar su estado de salud, estos estudios requieren de cierta planificación, es la etapa que puede llegar más tiempo.

En una primera consulta con el odontólogo el paciente hablará acerca de los beneficios del tratamiento y del procedimiento refiriéndose tanto a la parte estética como su funcionalidad a largo plazo. Luego el profesional realizará una historia clínica completa, tanto a nivel general como periodontal. De esta forma se podrá saber las contraindicaciones que tiene cada paciente en particular y se estima el éxito que tendrá el tratamiento.

Es necesario que, antes de colocar los implantes, se detecte la presencia de enfermedades graves, trastornos psiquiátricos o alteraciones de tipo psicológico que pueden interferir en la colaboración de los pacientes y en el correcto mantenimiento de los implantes. Otro punto que se deberá tener en cuenta es la edad de cada paciente. Para garantizar un buen resultado los pacientes deberán haber finalizado su crecimiento óseo.

Antes de la colocación de los implantes el odontólogo realizará una toma de radiografías con el fin de detectar patologías como caries o enfermedades periodontales. Luego se tomarán las impresiones.

Se realizará una férula a medida que será el soporte en la cirugía implantológica.

Con toda la información que se obtiene en los estudios se podrá saber dónde y cómo se insertarán las piezas de titanio.

Foto | Pixabay

Compartir
Artículo anteriorQué hacer si se rompe un empaste
Artículo siguienteOrtodoncia en los adultos
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*