Cuando se pierde un diente por un golpe seco, con el diente arrancado desde la raíz, se tiene la posibilidad de que este sea reimplantado si somos lo suficientemente rápidos y cuidadosos.

Si tenemos la mala suerte que perdemos uno o más dientes de esta forma lo que debemos hacer es lo siguiente:

1- Coger el diente siempre por la corona, nunca por la raíz.

2- Lavar el diente con suelo fisiológico o en su defecto con agua.

3- Conservar el diente en suero fisiológico, saliva o leche. También podemos llevarlo en la boca, ya sea en la mejilla o debajo de la lengua.

4- Acudir lo antes posible a un ortodoncista para que nos reimplante las piezas perdidas. Lo recomendable es acudir antes de las 2 primeras horas donde en el 95% de los casos la reimplantación se realiza con éxito, una vez pasadas las dos horas este porcentaje va decayendo.

Sí se siguen correctamente estos pasos se puede recuperar los dientes perdidos y el golpe quedar en una anécdota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*