bruxismo

El bruxismo es el hábito de apretar o rechinar los dientes, tanto de día mientras se está despierto como de noche mientras se duerme. Es una patología que sufren tanto adultos como niños, siendo una de las principales causas, pero no la única, el estrés.

Se sabe que esta enfermedad es la forma que consigue el cuerpo de descargar tensiones emocionales y vitales. Es el cerebro que descarga dichas tensiones a los músculos masticatorios y esto se traduce en un apretamiento inconsciente de los dientes.

El dentista tiene el entrenamiento necesario para diagnosticar bruxismo en una consulta. Lo sabe porque observa desgaste en los dientes, pérdida del soporte óseo de los dientes y de su movilidad.

Además, la persona puede reportar dolor en los músculos masticatorios, contracturas musculares, dolor en la articulación temporomandibular, dolor de oídos y de cabeza y migrañas, alteraciones del sueño, roturas en los tratamientos dentales…

Para quien padece el bruxismo es difícil determinarlo y lo mejor será que visite a su dentista regularmente para atrapar a tiempo este problema. Sin embargo, puede identificar otros síntomas como sobrecarga en la mandíbula, y tener dolor mandibular y dental apenas despiertan.

Adicionalmente puede haber: dolores de cabeza, o cuello, dolor de la parte alta de la espalda o en la zona donde la articulación de la mandíbula se articula con el cráneo, y, en procesos muy mantenidos en el tiempo, puede cursar también con vértigos y mareos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*