limpieza dental

Luego de la obligada limpieza dental que debes hacerte al menos dos veces al año, habrá un poco de sensibilidad en los dientes, así que tendrás que tomar en cuenta algunos cuidados adicionales.

En una limpieza dental el dentista elimina manchas, placa bacteriana y el sarro tanto por arriba como por debajo de la encía. En este procedimiento también se pueden eliminar manchas amarillas o marrones ocasionadas por el cigarrillo y la ingesta de café.

El dolor por el cambio de frío a caliente en alguna bebida o comida ocurre porque tras la limpieza del sarro entre el diente y la encía la dentina queda expuesta, y es muy sensible. Cuando la encía vuelva a cubrir el espacio que le corresponde se acabará esa molestia.

Pero mientras ese dolor desaparece, es ideal que evites alimentos y bebidas ácidas y los cambios de temperatura. Por ejemplo: el helado, café o té y jugos de cítricos, como el limón.

Pero si ya han pasado dos semanas la sensibilidad persiste, es recomendable usar pastas con efecto desensibilizante tres veces al día.

Si al mes no ha disminuido la molesta, será necesario acudir al dentista para una revisión e indique el procedimiento a seguir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*