implantedental

Un implante dental es un elemento metálico que se coloca durante una intervención quirúrgica en los huesos maxilares o mandibulares que hay situados debajo de las encías. Servirá para que el dentista pueda luego colocar sobre él las coronas o puentes fijos que sustituirán a las piezas dentales perdidas.

En España es una práctica que ya suma tres décadas. Estimaciones indican que se colocan unos 800.000 al año, lo que sitúa al país entre los líderes en implantología a nivel mundial.

¿Cuándo es necesario un implante dental? Cuando los daños en los dientes son ya graves. Pero es el especialista quien, con sus estudios y experiencia, determinará qué es mejor para el paciente.

La principal ventaja de un implante dental es que se trata de la opción más segura para el paciente, ya que la prótesis irá unida al hueso. Así se consigue es conservar la función sobre el hueso y lograr que el paciente pueda masticar los alimentos de la misma manera que si se tratara de un diente natural.

Un implante dental mejora la calidad de vida de las personas. Nada que ver con las dentaduras de quita y pon, ya que se trata de una solución fija.

El implante consta de un tornillo que se coloca en el hueso de la mandíbula para fijar allí el diente nuevo. Por lo general, se lleva a cabo para reemplazar una pieza dental por una artificial o para cubrir el hueco que ha dejado la pérdida de un diente.

Pero, es requerido que el paciente disponga de masa de hueso para que quede bien fijado. Por tanto, no es cuestión de ir a la clínica y solicitar un implante, sino que será el profesional el que valore el estado de la encía para determinar si se puede realizar o no la operación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*