Los implantes dentales son a solución a la pérdida de un diente definitivo. Su aplicación se ha ido popularizando con el paso de los años, así como la tecnología y las modalidades.

Son generalmente de titanio o zirconio y se introducen en el tejido óseo, simulando la raíz del diente perdido.

Hoy en día hay varios tipos de implantes, que el Consejo de Dentistas detalló así:

-Unitario: sustituye a un solo diente y ayuda a mantener el hueso sano, mediante una estimulación constante similar a la del diente natural.

-Puente implanto-soportado: cuando falta más de un diente, el puente fijo puede apoyarse en implantes para evitar dañar los dientes sanos.

-Arcada completa: cuando hay que reponer todos los dientes de una arcada, algunos pacientes prefieren que la prótesis quede sujeta mediante implantes.

Quien vaya a recibir un implante debe saber que una vez colocado, se habilita una prótesis temporal durante el periodo de osteointegración, que es el tiempo que tarda el implante dental y el hueso en unirse de forma sólida.

El proceso debe ser supervisado por el dentista, quien determinará, mediante radiografías de control, si la integración es correcta para proceder a colocar la pieza final. Un proceso que puede tardar entre 3 a 6 meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*