Pericoronaritis

Cuando la encía se inflama dolorosamente y tiene infección durante la erupción –generalmente- de un molar estamos ante un caso de pericoronaritis. A veces, parte del tejido blando está sobre el diente.

Es común cuando salen las muelas de juicio, pues son piezas que con frecuencia no tienen suficiente espacio para salir. En los niños puede ocurrir cuando está erupcionando el primer molar.

Al quedar la muela medianamente cubierta por la encía se produce un fuerte dolor, por lo que la atención dental es urgente.

No es un caso que ocurre de pronto. Las señales pueden verse gradualmente con la inflación y el enrojecimiento de la encía en la zona donde aparece el molar.
Además, como la muela ha roto el tejido periodontal, aparece entonces la infección, y como consecuencia, el dolor. Los molares contrarios pueden chocar con la encía y provocar mayor molestia.

La infección trae consigo, generalmente, mal aliento, y la aparición de abscesos, si no se ha tratado correctamente.  También puede haber fiebre.

Al principio, el dentista recetará antibióticos y antiinflamatorios y recomendará una limpieza oral necesaria aunque duela con un cepillo suave y realizando enjuagues con un colutorio que contenga  clorhexidina.

Una vez la zona tenga mejoría, el odontólogo valorará la conveniencia de retirar el tejido periodontal que cubre parcialmente la muela que está erupcionando, o la extracción del molar, si no hay espacio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*