Tratamiento dental

¿Tú dentista se mudó o tú te cambiaste de residencia?, ¿Deseas buscar otro dentista porque el que tienes ya no cumple con tus expectativas? ¿O simplemente te has descuidado en tu salud bucal y es la primera vez que vas a elegir este importante profesional?, ¡no te avergüences! Aquí te podemos indicar qué aspectos debes tener en cuenta al momento de elegir al mejor dentista en relación calidad-precio.

Elegir un buen dentista es fácil, si sabes cómo.

Si vives en España seguramente deseas que alguien te ofrezca los mejores consejos para escoger algún profesional del sector, como por ejemplo un dentista en Madrid, que sea lo que estás necesitando sin correr el riesgo de vivir una mala experiencia que te dejará con miedo para futuras visitas al odontólogo, o te hará perder tu dinero por trabajos que quedaron mal.

Plan de salud. ¿Tienes un seguro médico?

Lo primero que debes considerar es este punto, porque muchas aseguradoras limitan tu alcance a la hora de elegir a un dentista en particular, ofreciendo solo a miembros de su red de proveedores.

Deberás saber que en España existen tres tipos de clínicas dentales, las franquicias o cadenas que suelen ser clínicas con muy buen aspecto y con mucha publicidad, pero sin embargo cuesta un poco que la atención sea personalizada y el sistema de rotación de los dentistas no te permitirá que siempre seas tratado por el mismo.

También están los seguros que contratan a un grupo de dentistas para ofrecer una póliza dental que pagas anualmente, pero que al momento de requerir un servicio muchos cobran alguna cuota especial.

Busca una clínica que trabaje con las aseguradoras más prestigiosas y serias de Madrid, te ofrezcan planes de financiación y todos los servicios. Y por último están los dentistas privados que te ofrecen una atención más directa.

Recomendaciones

Pregunta a familiares, amigos, vecinos y compañeros de trabajo, que te recomienden a su dentista. Interrógalos sobre las dudas que tengas, quizás alguno te llame la atención y sino, pregúntale a tu médico de cabecera que te recomiende alguno de su confianza.

Acceso: ¿Cerca de mi casa o de mi trabajo?

Deberás hacerte esta pregunta para definir la ubicación de la clínica que más te conviene. Solo tú sabrás si esa visita podrás hacerla al salir del trabajo, durante la comida o pedir un permiso en medio de la jornada.

Averigua si el dentista atiende los sábados y de ser así, tal vez te vendría mejor que su consultorio estuviera cerca de tu hogar.

Visitas

Después que tengas una lista de opciones, puedes visitarlos antes de pedir una cita. Pregúntale al dentista o a su secretaría, con cuánta anticipación recomienda programar revisiones o limpiezas periódicas.

¿Qué pasa si pierdes la cita?, ¿Podrías pedir una nueva sin problemas?, ¿Tienen algún sistema de aviso por mensaje de texto o llamadas para avisarte ante algún imprevisto?, anotar estas preguntas pueden servirte de guía.

Evalúa

Durante la visita previa aprovecha para observar el lugar. ¿Es un sitio impecable?, ¿Bonito?, ¿Son amables los miembros del equipo? ¿Usan máscaras y guantes? ¿Se nota que manejan el historial médico dental con cuidado y profesionalidad? ¿El lugar es adecuado para niños?

Los consultorios de los dentistas son como los restaurantes, si no hay buena limpieza, imagínate la preparación de la comida. Asegúrate que todo esté limpio y ordenado.

Reevalúa

Una vez que hayas escogido al dentista y asistido a esa primera cita, puedes evaluarlo sin que él lo sepa. ¿Está titulado por una universidad reconocida y es miembro de asociaciones de dentistas?

Sospecha cuando el dentista después de la revisión te empieza a hablar de una larga lista de tratamientos, como nuevos empastes, reemplazos de corona, o cirugía dental, ¿se veía ansioso para que te los hagas?

Confianza

El consejo más importante es sentir que el dentista de tu elección te inspira confianza, ¿Te sientes con total libertad a la hora de hacerle cualquier pregunta sobre tus dientes?, ¿Te responde con amabilidad y se toma su tiempo en responderte?, ¿Interpreta bien tus nervios cuando pasas al sillón?

Sí es así ¡adelante!, este puede ser el inicio de una perdurable relación dentista-paciente que tu boca agradecerá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*