Te brindaremos algunos consejos para que de manera natural puedas aliviar el dolor de muelas. A pesar de que éstas son recomendaciones que no causarán ningún efecto secundario en tu salud, consideramos que lo más importante es visitar al odontólogo, quien indicará cual es el mejor tratamiento para tu caso.

Además este dolor seguramente es consecuencia de una inflamación, que aparece cuando hay infección en la zona.

En este caso necesitarás: sal, hielo, agua, planta de tomate acetilsalicílico (aspirina), esencia de clavo de olor.

En primer lugar deberás hervir una taza de agua a la que le agregarás dos cucharadas de sal. Cuando la temperatura haya disminuido (sin dejar que se llegue a enfriar) humedece un paño y colócalo en tu rostro a la altura de la zona afectada. En el caso de que no veas resultados deberás ir alternando paños con hielo y paño calientes.

Si cuentas con una planta de tomate hierve algunas hojas y realiza enjuagues bucales con la infusión.

Muchas personas aconsejan colocarte una gota de clavo de olor sobre la muela.

Otra alternativa es colocarte aspirina líquida sobre la muela que te duele, esto lo harás con previa autorización del odontólogo.

Nunca te automediques.

Compartir
Artículo anteriorAparatos dentales y mal aliento
Artículo siguienteMantener el buen aliento
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*