cepillado errores

Es poco beneficioso para nuestra salud bucal asumir la tarea del cepillado de los dientes de forma mecánica.

El problema es que terminamos cometiendo errores que perjudican nuestra salud sin darnos cuenta de ello.

Por eso, te vamos a enumerar algunos errores que solemos cometer al cepillarnos, con la única meta de que los corrijas lo más pronto posible.

Los inconvenientes pueden comenzar con una sencilla e inofensiva decisión: qué cepillo dental usar. No es cuestión de gustos, sino lo que conviene, y en la mayoría de los casos, es uno de suaves filamentos, que no dañen las encías.

Luego viene la fuerza que imprimimos al cepillarnos, como si fuéramos a quitar una caries con esta sola acción, y lo único que logramos es debilitar el esmalta y propiciar más caries.

Y más que una corrección, esta es una recomendación: no cepilles tus dientes con apuro. Debes tomar tu momento y hacer bien el trabajo. Lo mismo pasa con el cambio de la herramienta, debe ser cada tres mes, o cuando se ve deteriorado.

También es prudente, por aquello de que la costumbre mata, cambiar algunos puntos de la rutina, para así cubrir aspectos que con otros movimientos no se logra.

Y nunca, pero nunca, olvides cepillar y limpiar la lengua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*