limpieza-dental

Una limpieza dental es un tratamiento básico y sencillo que debe aplicarse al menos dos veces al año por un dentista, y que evita la acumulación de sarro entre la encía y el diente, que más tarde puede provocar una enfermedad periodontal.

Las cifras generales indican que la enfermedad periodontal afecta en 70% a la población, principalmente en adultos de 45 años en adelante.

Cuando la esta limpieza no se realiza periódicamente, para higienizar toda la boca hará falta llegar a lugar muy profundos y será necesaria la aplicación de anestesia local.

Y ya allí estamos hablando de una limpieza dental profunda o curetaje, que es un procedimiento indicado en pacientes con enfermedad periodontal, que además tengan mal aliento, sangrado de encías, pérdida de hueso, acumulación de sarro y movilidad dental.

En este procedimiento se eliminan las bacterias y el sarro acumulado debajo de las encías, y puede realizarse de dos formas: la convencional, con instrumentos manuales, que servirán para raspar la superficie de los dientes comprometidos y también por debajo de la encía. Y la limpieza con ultrasonido, en la que se usa un aparato que emite vibraciones en la punta del instrumento, eliminando el sarro en grandes y pequeñas cantidades sobre los dientes.

Dependiento del avance de la enfermedad periodontal, serán necesarias entre dos a cuatro sesiones con el dentista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*