dientes niños

Es necesario que desde muy pequeños los niños sepan la importancia de la higiene bucal y sientan entusiasmo por realizar su rutina de cepillado al menos dos veces al día.

Pero, ¿en qué momento de su vida es prudente introducir otros elementos de limpieza en esa rutina? Hablamos de enjuagues bucales o los cepillos interdentales, tan necesarios en la higiene de la boca.

Estamos claros que los bebés se les debe limpiar la boca con una gasa húmeda después de comer, así no tenga las primeras erupciones, y a cepillarle el primer diente que le salga, con un cepillo especial.

Van creciendo y asumiendo responsabilidades y habilidades, es momento que usen el hilo dental infantil y ese es el primer paso para la limpieza interdental, que es más laboriosa.

Los niños pueden tener más dificultades para aplicar el hilo o los cepillos interdentales. Es importante elegir un flosser infantil que esté diseñado para proporcionar una limpieza más fácil de los espacios interdentales de los niños y que sea especialmente respetuoso y suave con sus dientes y encías.

Gracias a este gesto, conseguiremos que estén más protegidos frente a la caries interdental y la inflamación de las encías.

Sobre el enjuague bucal, tendrá que ser a partir de los seis años, aproximadamente, que puedan usarlo. Antes de esa edad no, porque estos productos contienen flúor. Y el niño debe saber que el enjuague es un complemento y nunca un sustituto.

Como se trata de niños, es preferible optar por sabores suaves como la fresa y evitar aquellos mentolados o de efecto refrescante. También hay que fijarse en que estos no contengan alcohol para evitar resecar las mucosas y que sean aptos para su uso diario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*