blanqueamiento

El blanqueamiento dental está de moda. Es un tratamiento estético que no altera la estructura del diente, aplicado por un especialista de acuerdo a las necesidades y condiciones de cada paciente.

El tratamiento logra mejorar el color de los dientes uno o dos tonos, llevándolo lo más posible a su estado natural y debe ser ejecutado siempre por un profesional de la medicina bucal, quien dará una serie de consejo, englobados a continuación:

-Dejar de lado el tabaco y otros malos hábitos. Fumar o tomar vino y café pueden hacer que el blanqueamiento dental dure menos de lo que esperamos por nuestra culpa. Si seguimos con los malos hábitos entonces aparecen nuevamente manchas en los dientes y se tornan mucho más oscuros.

-Lavar los dientes de manera exhaustiva. Extremar nuestra higiene bucal y limpiarnos los dientes tres veces al día tras cada comida es esencial luego de un blanqueamiento. Es mejor dejar de lado los colutorios, pues suelen llevar extractos artificiales que pueden dañar nuestros dientes.

-Cuidado con las bebidas y alimentos fríos y calientes. Una vez nos han practicado el blanqueamiento dental deberemos tener especial cuidado en  no comer ni beber alimentos demasiado calientes o fríos, pues nuestros dientes estarán más sensibles de lo normal.

-Volver al odontólogo. Ante la mínima sospecha de que algo no va bien, entonces no tenemos más que acudir a nuestro médico nuevamente. De hecho, el dentista nos dirá que si, transcurridas 48 horas del procedimiento, los dientes molestan o duelen, entonces volvamos con urgencia para comprobar que todo va bien o hay algún problema que merezca ser inspeccionado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*