cepillado dental

La higiene dental es indispensable para tener una boca sana y una sonrisa limpia y brillante. Por eso, los dentistas insisten en que el primer paso para tener ambas cosas debe haber una rutina de higiene diaria y eficiente.

Pero eso no basta. Hay otros factores que inciden en la cavidad bucal, tan importante para el resto del organismo.

Por eso, te explicamos los cinco buenos hábitos que puedes aplicar a diario para tener una fuerte salud dental.

-Cepíllate tres veces al día. No es una opción, el cepillado es la rutina más importante en la vida diaria, y debe ser luego de cada comida, que generalmente son tres. Y debe hacerse un buen trabajo, darle el tiempo suficiente, no olvidar espacios difíciles, cambiar el cepillo con frecuencia.

-No descuides la limpieza interdental. Y sobre no dejar espacios sin limpiar en la boca, los que están entre los dientes son los más importantes. Se logra con un hilo dental, seda, cepillos interdentales o un irrigador bucal.

-Añade enjuague bucal. Para las zonas de más difícil acceso está el colutorio, que al ser líquido llega a donde ninguna herramienta puede hasta ahora. Hay enjuagues para varias necesidades: efecto blanqueante, para encías sensibles, anticaries, etcétera.

-Somos lo que comemos. Los alimentos que ingerimos repercuten en nuestra salud bucal, y la salud dental no es una excepción. Un buen aporte de calcio beneficiará y fortalecerá nuestros dientes. Pero hay que evitar los dulces y las bebidas gaseosas, que dañan las piezas dentales; y el café y el vino, que manchan el esmalte.

-Visita al dentista. Es el especialista el que determinará las condiciones de la boca y las piezas dentales. Con su preparación y pericia, podrá incluso ver caries invisibles para el paciente, diagnosticar enfermedades y alertar sobre posibles problemas en las encías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*