cuidados-dentales-durante-el-embarazo

Si estás esperando un bebé, es recomendable que sigas estos consejos para cuidar tu salud oral durante el embarazo

La salud dental tiene un gran impacto sobre el estado de salud general, y esta influye a su vez en la salud de su bebé, por lo que es importante que mantengas una buena rutina de salud dental durante todo el embarazo, y período de lactancia.

Antiguamente se recomendaba tomar suplementos de calcio para reforzar la calidad de los dientes del bebé, o incluso para evitar la pérdida de piezas dentales durante cada gestación o se descartaban tratamientos con flúor para no dañar al feto. Desde luego han sido recomendaciones que no pueden tomarse a modo general. Cada paso que de durante este período tendrá que ser pautado por su dentista como parte activa de su equipo de atención médica previo, durante y después de su embarazo.

En cuanto se plantee ser madre, es prioritario que regularice las visitas a su dentista teniendo cierta regularidad. Las fluctuaciones hormonales durante el embarazo pueden exacerbar los problemas con sus dientes y encías, y que notes algo de inflamación en ellas, por lo que debe mantener chequeos y limpiezas regulares. Su dentista conoce bien qué medicamentos puede tomar con seguridad durante el embarazo y qué procedimientos pueden realizarse en las diferentes etapas del embarazo.

Lidiar con los antojos de comida y las náuseas matutinas forman parte del proceso natural. Los antojos inusuales de comida son un hecho de la vida de muchas mujeres durante el embarazo. Por ejemplo, despertarse rutinariamente a medianoche a por chocolates o helado, es común en embarazadas. En esta etapa es conveniente tanto cuidar la higiene bucodental, por la frecuencia de consumo de alimentos, como tener cuidado con alimentos azucarados que puedan desestabilizar su salud. Siempre que pueda elija opciones más saludables como fruta fresca, yogur o queso.

Si usted sufre de náuseas matutinas, necesita saber que el vómito es altamente ácido y puede causar daño irreversible a sus dientes, desgastándolos. Aunque es tentador cepillarse los dientes inmediatamente después de un ataque de náuseas matutinas, es mejor esperar una hora aproximadamente. El ácido actúa sobre el esmalte debilitándolo, y esto unido a una acción mecánica como puede ser el pulido de la superficie del diente con un cepillo, y debilitar la capa protectora suavizada de los dientes, dejándolos más vulnerables a las caries y a la sensibilidad. Mientras espera, intente enjuagarse la boca con agua para eliminar los ácidos, mastique chicle sin azúcar o intente comer un alimento que neutralice el ácido, como el queso duro.

El cepillado y uso de hilo dental son rutinas que debe mantener sistemáticamente para el cuidado de su salud oral que es aún más importante en este proceso ya que los cambios hormonales significan que tiene una mayor susceptibilidad a las inflamaciones e infecciones de las encías. Algunas mujeres desarrollan “gingivitis del embarazo”, donde las encías se hinchan y se vuelven más sensibles y sangran durante el cepillado y el uso de hilo dental. En caso de que esto le ocurra, su dentista puede vigilar sus encías y ayudar a controlar la afección. Generalmente esta condición se resolverá por sí sola después del parto, cuando las hormonas vuelvan a regularse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*