Cuidar los dientes es navidad

Navidad, en muchos casos, es sinónimo de exceso de azúcar. Los dulces más duros pueden provocar la fractura de los dientes, destrozar los empastes y dañar los trabajos realizados por la ortodoncia.

Si no logras resistirte a las tentaciones navideñas puedes disfrutar de algún chocolate o algún dulce suave y nada pegajoso.

Contrólate con el alcohol y las bebidas carbonatadas. Debes tener control ya que son malos para el esmalte de los dientes. Además el consumo en exceso no es bueno para la salud en general. En los brindis que vayas a hacer elige bebidas sin alcohol o sin azúcar.

Entre las bebidas puedes elegir el vino tinto, ya que el blanco y el champaña son muy agresivos para el esmalte y para el cemento de la raíz dental.

El aceite de oliva puede volverse nuestro aliado. Además de tener muchas propiedades beneficiosas para la salud es muy buenos para la salud de los dientes ya que deja una especie de película invisible sobre ellos protegiéndolos de las caries y del desgaste dental.

En muchas oportunidades los festejos y las comidas se realizan fuera de casa, por eso te aconsejas no olvidarte el cepillo de dientes y continuar con la rutina del cepillado por lo menos tres veces al día.

En el caso de que no te sea posible debes masticar chicle sin azúcar frecuentemente, en especial después de las comidas ya que favorece la producción de saliva, la que genera un efecto protector en los dientes neutralizando la acidez de los alimentos.

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorCuidar los dientes en Navidad
Artículo siguientePerdida de hueso y enfermedad periodontal
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*