dientes de leche 1

Hacer que un niño entienda la importancia de cuidar sus dientes de leche, aunque más adelante los vaya a cambiar por otros definitivos, es una tarea ardua que asumen padres y dentistas de forma mancomunada.

A pesar de los éxitos que se puedan obtener, surgen problemas en la salud bucal del pequeño.  Según datos de la Organización Mundial de la Salud entre 60% y 90% de los niños a nivel mundial tiene caries, consecuencia de una mala salud bucal a temprana edad.

Cuando tienen 3 años casi todos los niños cuentan ya con sus primeros 20 dientes de leche completando así la primera dentición.

Pero es a los 5 o 6 años cuando comienzan a caerse hasta los 12 años, que es cuando ya no debería de quedar ningún diente de leche en la boca de los pequeños. Todos serán definitivos.

La mayoría de los niños pierde los incisivos centrales a los 5 años y medio, posterior los incisivos laterales a los 6 años y medio, los caninos y molares a los 9 años y medio, cayendo por último los segundos molares a los 10 años y medio.

Y van apareciendo los definitivos, que son más grandes, menos blancos y más afilados.

La mayoría de los padres creen que no es importante mantener sanos los dientes de leche porque “se caerán y vendrán nuevos”.

De haber caries en los dientes temporales durante la infancia aumenta la probabilidad de desarrollar caries en la edad adulta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*