De qué se trata el curetaje dental

En segundo artículo en el que hablaremos acerca del curetaje dental, una técnica de la que no se suele hablar pero es más habitual de lo que creemos. Aprovechamos la oportunidad para invitarte a leer el artículo anterior en el que comenzamos a hablar del tema. El día de hoy comenzaremos hablando acerca de la diferencia que existe entre el curetaje dental y la limpieza profesional.

Existe una diferencia entre la limpieza dental profesional y el curetaje dental, si bien muchas personas consideran que es lo mismo en realidad no lo es. Existen claras diferencias entre las dos intervenciones, especialmente la finalidad de las técnicas.

En el caso de la limpieza dental profesional o tartrecomía estamos frente a un proceso de carácter preventivo, en la que se quiere eliminar la placa bacteriana y el sarro que están sobre el esmalte de los dientes. En este caso estamos frente a un tratamiento fácil, rápido e inoloro para el que no se usará ni anestesia local.

En el caso del curetaje dental estamos frente a un proceso de mayor complejidad. Será necesario levantar las encías para poder remover las bolsas periodontales contaminadas, además de eliminar el sarro que está acumulado por debajo de la línea que forman las encías. Como te mencionamos con anterioridad no estamos frente a un tratamiento muy doloroso pero si se podrá usar anestesia, especialmente en los pacientes cuyas bolsas periodontales sean un poco profundas.

Otra diferencia entre los tratamientos es que el curetaje es realizado especialmente en las personas que sufren algún tipo de enfermedad periodontal, mientras que la limpieza profesional es recomendad para todos los pacientes.

Para la realización del curetaje dental será necesario dividir la boca en cuatro cuadrantes, cada uno de ellos se deberá tratar en una sesión de higienización diferente. Tenemos que aclarar que el postoperatorio puede generar algunas molestias leves y serán más grandes en los casos de pacientes que tengan sensibilidad dental a los cambios de temperatura en la zona. Seguramente el profesional recetará algunos medicamentos para que las molestias se reduzcan.

Lo mismo que sucede en otras intervenciones el paciente tendrá que seguir con algunos cuidados simples pero necesarios, los primeros días pasará por una dieta blanda o llevará a cabo una rutina de higiene oral suave para evitar dañar la zona tratada, los primeros días deberá usar un cepillo con cerdas muy suaves o colutorios con clorhexidina.

Foto | Pixabay

 

Compartir
Artículo anteriorLa técnica de la adhesión dental
Artículo siguiente¿Qué provoca la abrasión dental?
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*