consulta dental drogas

Cuando el paciente llega a la consulta del dentista intoxicado por drogas, incluido el alcohol, el profesional puede suspender la cita por lo menos 24 horas.

El presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro Reino, explicó las razones de esta decisión que son más que todo por el comportamiento del paciente: tendrá mayor ansiedad, hiperactividad, posibles alucinaciones o paranoia.

Todas estas características van a interferir con su necesaria colaboración durante el tratamiento, pudiendo incluso suponer un riesgo para su integridad, por ejemplo, realizando un movimiento brusco que pueda provocar una herida en boca.

Los dentistas han insistido en que es un gran error pensar que el uso de drogas pueda resolver o aminorar la odontofobia (el miedo al dentista).

“Otras razones que justifican el no tratamiento dental en esas condiciones son los riesgos derivados de posibles interacciones, especialmente con los anestésicos locales, muy especialmente si llevan epinefrina, que puede acentuar la taquicardia en estos pacientes”, apuntó Castro.

De acuerdo a su análisis, todas las drogas alteran el umbral del dolor. En el caso del alcohol o de la heroína, se produce un aumento del umbral (el estímulo para provocar dolor debe ser más potente). Pero no siempre ocurre así con todas las drogas, ya que algunas pueden reducir ese umbral dependiendo de la situación psíquica del paciente y, por lo tanto, habría que aumentar la dosis de anestesia para realizar el tratamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*