dientes rotos

Los problemas bucodentales no vienen solo por la mala higiene o un fuerte golpe, también el estrés, la mala postura y no dormir adecuadamente son factores que inciden en la salud de la boca.

Y es lo que ha estado pasando durante la pandemia de COVID-19, que somete a las personas a estrés constante, lo que a su vez provoca más problemas de salud.

La advertencia la publicó el The New York Times que citó a la doctora Tammy Chen sobre los efectos que esta causado esto de vivir situaciones fuera de lo normal y que se manifiestan en nuestra salud mental y física.

La dentista fundamentó su afirmación en que «ha visto más fracturas dentales en las últimas seis semanas que en los seis años anteriores». Y lo atribuyó al estrés y la tensión causadas por la COVID-19 y el confinamiento obligatorio al que nos hemos visto sometidos para frenar su transmisión.

Desde su experiencia, la especialista explicó que ese estrés provoca que apretemos la mandíbula y hagamos rechinar nuestros dientes. Esta enfermedad, que desgasta nuestra dentadura, se conoce como bruxismo. Estas prácticas también se producen durante la noche como resultado del nerviosismo vivido durante el día.

Las malas posturas corporales, producto de no tener un lugar a adecuado para trabajar en casa –otra tendencia impulsada por el coronavirus- también afecta la salud bucal.

 «Si se pregunta por qué un dentista se preocupa por la ergonomía, la simple verdad es que una mala postura durante el día puede traducirse en un problema por la noche», ha afirmado Chen a The New York Times.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*