Muchos profesionales aconsejan dormir boca arriba para conservar la salud dental. En especial se aconseja esta posición cuando existe un fuerte dolor que puede adormecer la zona de la oreja, el mismo puede extenderse hacia un lado de la cabeza o empeora cuando intentamos hablar.

Cuando existe una disfunción de la articulación temporo mandibular esta muy vinculada con la presión y el hecho de morder mal, generando una inestabilidad de la dinámica de la mandíbula cuando se está por morder. En estos casos, cuando se duerme boca arriba el cuadro mejora.

Lo que sucede es que la presión de la cabeza sobre la mandíbula sea casi nula, si dormimos boca abajo puede suceder que se desencadene una fase aguda de la disfunción de la articulación temporo mandibular.

Diferentes investigaciones demuestran que el 70 por ciento de la población puede llegar a padecer en algún momento de su vida problemas en la articulación de su mandíbula. Este tipo de problema presentan diferentes síntomas, entre ellos: chasquidos, dolor facial, problemas al realizar movimientos con las mandíbulas y problemas masticatorios.

Si bien el dolor puede disminuir durmiendo boca arriba, no debes dejar de visitar al odontólogo, ten presente que la evolución de esta patología puede derivar en astrotes si no es tratada, además de ir perdiendo de manera paulatina la dentadura.

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorMiedo al dentista
Artículo siguienteDentista sin licencia desfigura a una menor
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*