En la actualidad son varias las personas que decidieron alargarse los colmillos, lo hacen, no por una necesidad sino por un gusto estético. Los seguros médicos de Alemania se notan preocupados por la cantidad de jóvenes que desean tener los colmillos como vampiros.

Para conseguir tener dientes estilo Drácula es necesario limar los incisivos o colocarles alguna prótesis. Este tipo de cosa causa daños irreversibles al esmalte dental, provocando que los dientes se vuelvan más vulnerables a tener caries o provocando que se rompan al morder.

Otro de los puntos que deben tener presentes quienes deciden alargarse sus dientes es que pueden sufrir alteraciones en la masticación, causando problemas maxilofaciales, daños óseos en la mandíbula y la segura pérdida, a mediano o largo plazo, de la pieza dental.

Esta claro que este tipo de intervenciones no son realizadas por dentistas profesionales sino en talleres de piercing o tatuajes. Una moda de estilo gótico que a largo plazo no trae nada favorable.

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorEvitemos el mal aliento
Artículo siguienteLa Ortodoncia y su importancia para la salud
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*