Como te mencionemos en el artículo anterior las encías de las mujeres se ven influenciadas por los cambios hormonales. Te contaremos lo que sucede en la pubertad.

Desde la pubertad comienzan a aumentar los niveles de progesterona y los estrógenos, provocando que aumente la circulación sanguínea en varias partes del cuerpo, entre ellas en las encías. Esto puede provocar una mayor sensibilidad en la zona y molestias al comer.

Las encías se van a irritar y a hinchar, esto puede incrementarse por la presencia de partículas irritantes como comida o microbios, en estos casos te aconsejo ir al dentista para eliminar las partículas que pueden causar irritaciones. Así te sentirás muy aliviada.

Es necesario realizar un cepillado adecuado, incluyendo una limpieza interdental. En el caso de que tengamos la encia inflamada y no tomemos cartas en el asunto el daño puede ser mayor, involucrando inclusive al hueso y los tejidos que rodean a los dientes.

A medida que las jóvenes maduran la inflamación y el sangrado irán desapareciendo.

En esta etapa de la vida, como en todas, es imprescindible realizar visitas frecuentes al dentista, además de una correcta limpieza.

En próximos artículos nos referiremos a lo que sucede con las encías durante el embarazo, la menstruación, cuando tomas anticonceptivos orales y durante la menopausia.
.
Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorTips para mantener los dientes blancos
Artículo siguienteCaries no tratadas en niños
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*