La salud de la mujer es diferente en ciertos aspectos de la de los hombres, una de estas diferencias se ve en las encías y en los cuidados que se tienen que tener. Para mantener la salud es necesario de realizar un cepillado dental, el uso de hilo dental y una dieta equilibrada, además de visitas periódicas al odontólogo.

Las mujeres deben llevar adelante algunos cuidados diferentes por los cambios morfológicos que van sufriendo a lo largo de su vida, cambios que se vinculan con procesos hormonales como la pubertad, menopausia, embarazo o menstruación. Los cambios que se sufren a lo largo de la vida generan una sensibilidad especial en los tejidos del organismo, las encías son muy sensibles a estos cambios, pudiendo desarrollar enfermedades que pueden causar la pérdida de algunas piezas si no se toman todos los recaudos necesarios.

Las enfermedades a las encías son infecciones crónicas que se causan por bacterias y por las toxinas de la placa dental, una película de consistencia pegajosa que se adhiere a los dientes. En un comienzo de la enfermedad se nota una leve hinchazón y tendencia al sangrado. Luego aparecen los dolores. Estos síntomas pueden llegar a pasar desapercibidos, más un en las fumadoras.

Si estos problemas no reciben el tratamiento adecuado la situación puede empeorar considerablemente, afectando el tejido que rodea el diente y el hueso.

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorUna dentadura perfecta comienza cuidando los dientes de leche
Artículo siguientePerforaciones odontológicas
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*