Cuando hablamos de erosión dental nos estamos refiriendo a la pérdida del tejido duro que tienen los dientes en su superficie y que se van degradando por los diferentes procesos químicos, muchas veces vinculados con un ataque ácido sin que esté involucrada la placa bacteriana.

Dentro de nuestra alimentación solemos ingerir muchos alimentos con altos porcentajes  de ácidos, que en el caso de las personas susceptibles pueden ser muy perjudiciales para sus piezas dentales, por eso es necesario evitarlo.

En estos casos se aconseja limitar el consumo de estos alimentos y cepillarse los dientes por lo menos dos o tres veces por día usando una pasta que en su composición contenga fluor. En estos casos puntuales es aconsejable esperar un rato después de cada comida para realizar el cepillado ya que hacerlo en presencia de ácidos puede generar el desgaste aun mayor de los dientes.

Un consejo es que mastiques chicle sin azúcar para acelerar la neutralización de los ácidos, así se incrementará la secreción de saliva, que es una excelente neutralizadora.

Es fundamental que acudas a tu odontólogo de manera periódica, no solamente cuando tengas una molestia o dolor, es preferible hacerlo de manera preventiva. Así se atacarán los problemas más rápida y efectivamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*