El cepillado es la actividad principal de la higiene bucal. Hacerlos al menos dos veces al día durante el tiempo indicado y una serie de recomendaciones, ayudará a mantener la boca limpia.

Hoy te recordamos cuáles son errores que cometemos con frecuencia, en relación al cepillado, que debemos erradicar este año que apenas comienza.

-No cambiar el cepillo con frecuencia

La vida útil promedio de un cepillo de dientes es de 3 a 4 meses, por lo que al cumplirse esa fecha debe ser sustituido por uno nuevo. Si las cerdas están desgastadas y rotas, el cepillo no cumple su función

-No cepillarse suficiente tiempo

Cada vez que te cepilles hazlo por dos minutos, no menos. Es una actividad que debe tomarse con paciencia y asegurarse que todos los rincones hayan sido limpiados. La Asociación Dental Americana indica que el tiempo promedio que dedicamos es de 45 segundos

-Cepillarse con demasiada fuerza

Los dientes son duros, pero no resistentes eternamente. Al cepillarte con demasiada fuerza no logras eliminar más residuos de comida y bacterias, pero sí creas fricción en el esmalte, al punto de ponerlo en riesgo. También se pueden lastimar las encías.

-Cepillarse justo después de comer

Hay que esperar al menos 30 minutos después de comer para cepillarse los dientes, especialmente si comiste cítricos (como limón o toronja) o tomó refresco. Mientras tanto, puede beber agua o masticar chicle sin azúcar para limpiar sus dientes.

-No guardar el cepillo como corresponde

Al terminar de cepillarse, coloque el cepillo en posición vertical y déjelo secar al aire. Si lo coloca en un estuche cerrado, proliferarán los gérmenes; si hay otros cepillos cerca, procure mantenerlos separados del suyo.

-Usar un cepillo de cerdas duras

Los cepillos de cerdas duras pueden dañar la encía. Es mejor que uses cepillos de cerdas suaves, para no causar sensibilidad al ingerir bebidas y alimentos fríos.

-No cepillarse con la técnica adecuada

Hay diferentes técnicas para cepillarse, su dentista seguro le indicará una si se la pide, pero hay una estándar: Coloca el cepillo en un ángulo de 45 grados con respecto a las encías. Desliza suavemente el cepillo hacia adelante y hacia atrás con movimientos cortos que cubran los dientes por completo.

Recuerda que hay diferentes tipos de cepillos y uno será el adecuado para tu boca. Consulta a tu dentista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*