cepillo de dientes

cepillo de dientes

Luego de haber pasado alguna enfermedad podemos tener la duda si será necesario realizar un cambio en el cepillo de dientes. Si bien no es fácil de ver a simple vista las cerdas de los cepillos guardan muchos gérmenes.

Si la enfermedad que se ha sufrido es de tipo infeccioso lo mejor será cambiar el cepillo de dientes para evitar que los gérmenes que provocaron la enfermedad ingresen de nuevo en el cuerpo, como cuando usamos pañuelos una y otra vez.

Lo cierto es que tampoco será necesario esperar a estar enfermo para renovar el cepillo de dientes. Los expertos consideran que se deberá sustituirlo cada tres o cuatro meses por distintos motivos. Con el uso la textura de las cerdas se va degradando, se empiezan a debilitar y doblar. Esto genera que el cepillo de dientes pierda su eficacia. El segundo motivo es que, aunque se haya pasado por una gripe, esta herramientas es un foco potencial de gérmenes. Si el cepillo se guarda en el baño existe la posibilidad de que se genere una contaminación cruzada.

Esos puntos se deberán tener en cuenta ya que al tener un cepillo de dientes en optimo estado se podrán prevenir las caries y otros problemas en las encías. Muchas clínicas dentales y dentistas no aconsejan el uso de las tapas y capuchones que se usan para proteger las cabezas de los cepillos, estas tapas impiden que se sequen bien las cerdas y mantengan la humedad, contribuyendo la proliferación de las bacterias.

Foto | Pixabay

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*