dientes sanos cuidados

Los dientes se deterioran con el tiempo, pero ese proceso se acelera conforme a la dieta que llevemos. Y de acuerdo con estudios, no es sólo el azúcar el causante de tal desgaste.

La destrucción de los tejidos dentales es consecuencia de la desmineralización, provocada a su vez por los ácidos que genera la placa bacteriana.

Funciona así: Los microorganismos transforman los restos de las comidas dejando como residuo el susodicho ácido que daña la estructura.

Entonces, además de las golosinas, el azúcar o los postres existen otros enemigos de los dientes que tal vez se incluyan con regularidad en nuestra dieta, y es necesario conocerlos y evitarlos, por el bien del esmalte dental.

Estos son los alimentos que dañan tu dentadura:

Galletas y snaks. Aunque no contienen cantidades alarmantes de azúcares y ácidos, los carbohidratos refinados, como el almidón fermentado y altamente procesado, con los que se elaboran entrañan importantes riesgos.

Fruta seca. Las propiedades nutricionales de los frutos secos y la fruta deshidratada son muy distintas. Los primeros son ricos en minerales como el potasio, el magnesio, el fósforo o el calcio, además de las vitaminas y la fibra. La fruta seca, sin embargo, tiene como ingrediente fundamental los hidratos de carbono, sobre todo los azúcares, que ahora está concentrada por la falta de agua.

Hielo. El peligro del hielo no reside en su composición, sino que a muchas personas les provoca masticar los cubitos que han quedado de la bebida. Un mal hábito que ante la dureza del agua en estado sólido, puede conducir a daños inesperados.

Toronja. El alimento estrella en muchas dietas de adelgazamiento, guarda riesgos por su alto grado de acidez, capaz de disolver, literalmente, nuestro esmalte.

Pastillas para la garganta. La forma de consumirlas trae consigo perjuicios significativos, pues su contenido permanece durante mucho tiempo en la boca, exponiendo los dientes a los azúcares y a los ácidos de una forma más directa.

Café. Compuesto por glucosa y ácidos fenólicos, los consumidores habituales de café tienen que tener especial cuidado en su higiene dental, más allá de la preocupación por la coloración.

Bebidas light. Suponer que la falta de azúcar es un punto a favor de los dientes es un error, pues la eliminación de ésta supone el aumento de ácido fosfórico y ácido cítrico, tan dañinos como la propia azúcar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*