brackets

Si no hay más remedio y debes colocarte brackets, no te desanimes. Generalmente los aparatos dentales son menos molestos de lo que creemos, pero habrá que pasar un tiempo con ellos para determinarlo.

Pero, siempre es bueno tomar en cuenta algunas acciones que ayudarán a evitar que los brackets te torturen. Son sencillos tips que no te quitarán tiempo.

Un primer consejo: lávate los dientes con sumo cuidado. Es vital usar un cepillo con cerdas suaves y dedicarle tiempo al cepillado para sacar los restos de comida que quedan en los aparatos. Un dentista puede explicarte cómo hacer la limpieza.

Luego es indispensable lavar tus dientes y brackets con cepillos interdentales porque son herramientas que llegan a todos los lugares y limpian correctamente los laterales de los aparatos de ortodoncia y los alambres.

El hilo dental también es fundamental. Solo debes atravesar el hilo por el arco cuidadosamente y realizar el procedimiento normal.

No tienes que cambiar tu dieta a alimentos blandos, no. Pero lo ideal es evitar comidas duras o pegajosas, que puedan maltratar o romper los brackets.

Por último, la cerca para brackets no está de más. Es sencilla y muy funcional porque evitará dolor en caso de que te corten o te lastimen los alambres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*