El flúor representa un elemento natural que se encuentra en el agua que bebemos y los alimentos que comemos, pero entre sus efectos sobre la salud destacan los relacionados a la salud dental, ya que hace décadas los científicos comenzaron a notar en los niños que vivían en lugares donde el fluoruro esta presente en concentraciones altas de forma natural en el agua, presentaban menos caries dentales.

El flúor absorbido por el organismo es utilizado por las células que forman los dientes para fortalecer el esmalte y la aplicación tópica de fluoruro que se aplica a la parte exterior del esmalte hace que los cristales que forman esmalte sean más duraderos, haciéndolos mucho más resistente a los efectos del ácido, evitando la porosidad de las piezas dentales.

Si su dentista le recomienda un tratamiento con flúor, esto quiere decir que usted recibirá la protección tópica, la cual le ayudará a que los cristales del esmalte sean más fuertes, por ello también se recomiendo utilizar siempre una pasta dental con fluoruro.

El fluoruro ayuda a los dientes de dos formas, cuando los niños comen o beben fluoruro en pequeñas dosis, éste entra en el torrente sanguíneo y se convierte en parte de sus dientes permanentes en desarrollo, ya que los ácidos son menos capaces de dañar el esmalte dental cuando es reforzado por el fluoruro.

Tanto niños como adultos pueden recibir tratamientos de fluoruro en el dentista, para ayudar a acelerar la remineralización, así como también debemos saber que los tratamientos con fluoruro aplicados en el consultorio dental, también son lo suficientemente fuertes como para interrumpir la producción de ácidos por las bacterias.

Imagen: Flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*