La fluorosis es una condición que afecta a los dientes y su estética, la cual tiene su origen en una sobre exposición al flúor, por lo general durante los primeros ocho años de vida, periodo en el cual los dientes permanentes se encuentran en formación.

Una vez afectados los dientes por esta condición manifiestan áreas ligeramente descoloridas, así por ejemplo pueden aparecer marcas blancas que sólo los dentistas pueden detectar y en casos más graves pueden presentarse:

-Manchas que van del amarillo al marrón oscuro

-Irregularidades en la superficie dental

Sensibilidad dental

La fluorosis es una condición que atrajo la atención en el siglo XX, cuando los investigadores se sorprendieron por la alta prevalencia de lo que se llamó en sus comienzos “Mancha Café de Colorado“, ya que se observo en los residentes nativos de Colorado Springs (EE:UU), la presencia generalizada de esta decoloración o manchas dentales.

Se descubrió entonces que el origen de las manchas era debido a los altos niveles de fluoruro en el suministro de agua local y las personas con estas manchas también presentaban una inusualmente alta resistencia a las caries dentales, por supuesto esto provocó un movimiento para introducir fluoruro a los suministros públicos de agua, pero en un nivel que podría prevenir las caries, sin causar fluorosis.

A pesar de que la fluorosis no es una enfermedad, sus efectos pueden ser psicológicamente estresantes y difíciles de tratar, por lo cual la vigilancia paterna es la que juega un papel importante o fundamental en la prevención sobre sus hijos, de esta condición estética que puede en cierta medida afectar la vida social de las personas que la padecen.

Imagen: MF

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*