Las prótesis dentales que son completas cuentan con una base de acrílico color rosado que se adaptan a sus encías. La parte superior cubren el paladar y las partes inferiores tienen una forma que permite que la lengua quede libre, de ahí la forma de herradura.

Las prótesis deben ser realizadas a medida de cada persona, a partir de un molde que ha sacado previamente el dentista. Existen diferentes tipos de prótesis.

La prótesis completa convencional se coloca en la boca cuando ya se han extraído las piezas dentales restante y cicatrizaron los tejidos correspondientes. La cicatrización puede demorar unos cuantos días, en estos casos no se tendrá dientes.

La prótesis completa inmediata es colocada inmediatamente luego de retirar los dientes. Este tipo de prótesis cuenta con algunas ventajas, una de ellas es que el paciente no tiene porque estar sin dientes, situación muy incomoda y nada agradable. Las prótesis deben volver a rellenarse varios meses luego de que se colocaron.

El hueso que sostiene los dientes cambian de forma a medida van cicatrizando y este tipo de prótesis puede quedar floja, por eso es necesario un reajuste.

La prótesis parcial es la que descansa sobre una montura que se sujete a los dientes. En ocasiones se colocan coronas que sirven de anclaje para las prótesis.

Foto | Flickr

————

Si buscas un dentista que ofrezca tratamientos de prótesis dentales en Madrid visita Odontal.

Compartir
Artículo anteriorLos traumatismos dentales frecuentes en verano
Artículo siguienteQué es la prostodoncia
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*